Es un tratamiento cosmético muy conservador mediante el cual se da una forma delicada a dientes demasiado toscos o gruesos que le restan elegancia a la sonrisa, a la vez que borra imperfecciones, alinea el tamaño y empareja irregularidades.

Recurren a este tratamiento tanto hombres como mujeres que buscan un look balanceado, elegante y sutil, que no quiere echar a perder con dientes que ellos califican como de aspecto vulgar, prominentes, excesivamente largos, en suma toscos y sin armonía.